Información de salud


¿Qué es la tenosinovitis del tibial posterior?

El tendón tibial posterior recorre la parte interna del pie. Conecta el músculo de la pantorrilla (músculo tibial posterior) con los huesos de la parte interna del pie. Ayuda a mantener el arco del pie. También le otorga estabilidad cuando usted se mueve. La tenosinovitis del tibial posterior se produce cuando este tendón se inflama o se desgarra.

 Cómo se pronuncia

te-no-si-no-vi-tis del ti-bial

¿Cuáles son las causas de la tenosinovitis del tibial posterior?

Esta afección suele deberse a una lesión del tendón. Por ejemplo, una caída puede hacer que el tendón se desgarre. El uso excesivo también puede dañarlo. Las personas que practican mucho deportes, como el básquet o el tenis, pueden hacer que el tendón se debilite con el tiempo.

Síntomas de la tenosinovitis del tibial posterior

Los síntomas de esta afección incluyen dolor e inflamación. El dolor suele sentirse cerca del tendón o en la parte interna del pie y el tobillo. Con frecuencia, empeora con el tiempo o con el aumento de la actividad. Es posible que el arco del pie se caiga en algún momento, lo que le ocasionaría pie plano. También puede que el pie comience a girarse hacia afuera.

Tratamiento de la tenosinovitis del tibial posterior

El tratamiento para esta afección depende de la gravedad del desgarro. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Reposo. No haga actividades que le causen dolor e inflamación. Quizás también deba limitar la cantidad de peso que pone sobre el pie lesionado.

  • Compresas frías. Colocar una compresa fría sobre el tendón puede aliviarle el dolor y la inflamación.

  • Medicamentos. Hay medicamentos de venta libre que pueden aliviarle el dolor y la inflamación. Los medicamentos antinflamatorios no esteroideos son los más usados. Los medicamentos pueden ser recetados o de venta libre. Puede tomarlos en forma de pastillas o aplicarlos como gel, crema o parche sobre la piel.

  • Yeso en la pierna o bota ortopédica. Si su tendón tibial posterior tiene un desgarro grave, puede que deba evitar moverlo por un tiempo. Estos elementos pueden ayudar a proteger el tendón y aliviar la inflamación.

  • Plantilla ortopédica o férula. Al igual que un yeso o una bota ortopédica, estos elementos pueden ayudar a proteger su tendón mientras se recupera. También pueden aliviar el dolor.

  • Ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. Hay ciertos ejercicios que pueden ayudarlo a recuperar la fuerza y la flexibilidad del pie.

  • Cirugía. Hay varias opciones quirúrgicas disponibles para corregir o reemplazar el tendón desgarrado. Sin embargo, con frecuencia no es necesaria la cirugía a menos que sus síntomas no mejoren después de haber intentado otros tratamientos por al menos seis meses.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota algo de lo siguiente:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Dolor que empeora

  • Síntomas que no se alivian o que empeoran

  • Síntomas nuevos

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell