Información de salud


Prevención de la trombosis venosa profunda: compresión neumática intermitente

La trombosis venosa profunda (“DVT”, por sus siglas en inglés) es un coágulo presente en las venas profundas de su pierna. Puede provocar hinchazón, dolor y sensibilidad en su pierna. Una parte del coágulo puede desprenderse y desplazarse y llegar a sus pulmones. Eso podría causar una afección que pone en peligro la vida llamada embolia pulmonar (“PE”, por sus siglas en inglés).

¿Qué es la compresión neumática intermitente?

La compresión neumática intermitente (“IPC”, por sus siglas en inglés) usa una máquina simple para ayudar a prevenir la trombosis venosa profunda. Ese dispositivo tiene dos manguitos que se llenan de aire automáticamente y aprietan sus piernas sin producir dolor. Esto aumenta la circulación de la sangre por las venas de sus piernas y ayuda a prevenir coágulos de sangre.

¿Por qué se usa la compresión neumática intermitente?

En la mayoría de los casos, se hace en el hospital. Es posible que usted necesite bajar su riesgo de tener una trombosis venosa profunda si:

  • Se hizo una cirugía hace poco tiempo

  • Tiene enfermedades que limitan su capacidad de moverse, como una lesión o un ataque cerebral

  • Tiene una lesión en una vena profunda de una de sus piernas

  • Tiene un trastorno de la sangre hereditario que aumenta su coagulación

La compresión neumática intermitente es una de las maneras de prevenir la trombosis venosa profunda. También es posible que se use un medicamento que aligera la sangre (anticoagulante), como la warfarina, para ayudar a bajar su riesgo de tener trombosis venosa profunda. Este medicamento puede funcionar mejor que el dispositivo de compresión para prevenir esa afección, pero puede aumentar el riesgo de sangrado (hemorragia). También se pueden usar los anticoagulantes junto con la compresión neumática intermitente.

Riesgos de la compresión neumática intermitente

Los riesgos incluyen:

  • Molestias, calor o sudor debajo de los manguitos

  • Llagas en la piel

  • Daño en los nervios (muy poco frecuente)

  • Úlcera por presión sobre la piel (muy poco frecuente)

El cuidado de la piel puede ayudar a prevenir estas complicaciones. Las personas que tienen ciertos tipos de afecciones no deben usar dispositivos de compresión neumática intermitente. Por ejemplo, las personas que tienen úlcera, quemaduras o algunas afecciones que comprometen las arterias y las venas de las piernas (enfermedad vascular periférica) tienen un riesgo más alto de tener problemas. Los adultos mayores pueden presentar más riesgo de tener llagas (lastimaduras) en la piel. Consulte a su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos más probables en su caso.

¿Qué sucede durante la aplicación de compresión neumática intermitente?

Hay muchos tipos de dispositivos de compresión. Los manguitos pueden cubrir sus pantorrillas, o pueden abrazar sus pantorrillas y muslos. Una enfermera o asistente le colocará los manguitos de compresión. Es posible que le muestre cómo quitárselos y colocárselos de nuevo. Generalmente tienen tiras de velcro para cerrar. Cuando envuelvan sus piernas, usted debe sentirlos ajustados, pero no deben apretarle demasiado. Usted debe poder colocar un dedo entre los manguitos y sus piernas.

Luego los manguitos se conectan a la máquina de compresión. Este aparato cumplirá un ciclo de inflar y desinflar los manguitos. Esto puede sentirse algo extraño al principio. Avise a su proveedor de atención médica o enfermera si está incómodo.

Puede quitarse los manguitos para usar el baño, caminar o ducharse. Asegúrese de volver a colocarse los manguitos, conectarlos a la máquina y volver a encenderla lo antes posible. Si necesita ayuda, pídasela a su enfermera o asistente. Cuánto más use la compresión neumática intermitente, más se reducirá su riesgo de tener trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.

Avise enseguida a su enfermera o proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón, dolor o enrojecimiento en cualquiera de sus piernas

  • Una lastimadura en la piel debajo de cualquiera de los manguitos

  • Los manguitos le quedan demasiado apretados o le hacen doler

Después de la compresión neumática intermitente

Su proveedor de atención médica le dirá cuándo puede dejar de usar el dispositivo de compresión. Esto será cuando su riesgo de tener trombosis venosa profunda haya bajado.

Es posible que su proveedor de atención médica le dé instrucciones distintas sobre las maneras de prevenir la trombosis venosa profunda. Pueden incluir mantenerse lo más activo posible y mover sus piernas, tobillos y pies cuando esté inactivo. Siga todas las instrucciones de su proveedor de atención médica.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell