Información de salud


Papiloma de plexo coroideo

El papiloma de plexo coroideo (CPP, por sus siglas en inglés) es un tipo de tumor del cerebro poco frecuente. Generalmente es benigno (no canceroso). Benigno también quiere decir que el crecimiento no llega a otras partes del cuerpo. El papiloma de plexo coroideo es más común en los niños pequeños, pero también puede aparecer en adultos. Generalmente este tipo de tumor es de crecimiento lento. Es muy infrecuente que este tipo de tumor se extienda por fuera del cerebro. Un papiloma de plexo coroideo atípico es un tumor que más probablemente crecerá con mayor rapidez o regresará después de recibir tratamiento.

¿Cómo causa problemas un CPP?

Un papiloma de plexo coroideo crece en el plexo coroideo. Esta es una capa de tejido que se encuentra dentro del cerebro y que produce el líquido cefalorraquídeo (LCR). Normalmente ese líquido rodea y amortigua el cerebro y la médula espinal. El plexo coroide reviste los ventrículos de su cerebro, que son los que almacenan el líquido cefalorraquídeo. El plexo coroide está formado por tejido conectivo, vasos sanguíneos y ependimocitos.

En los adultos, el papiloma de plexo coroideo tiende a formarse en el cuarto ventrículo. Este ventrículo está junto al cerebelo, cerca de la parte de atrás del cerebro y cerca del tronco cerebral. El cerebelo es la parte de su cerebro que controla su equilibrio y coordinación. El tronco cerebral es una parte importante de la zona inferior de su cerebro.

Un papiloma de plexo coroideo puede provocar que su cerebro produzca demasiado líquido cefalorraquídeo. También podría bloquear la salida normal de este líquido. Este exceso de líquido cefalorraquídeo en el cerebro (hidrocefalia) puede crear una presión peligrosa en el cerebro.

¿Cuáles son las causas del papiloma de plexo coroideo?

Los investigadores todavía no saben cuáles son las causas de esta afección. Es posible que ciertas infecciones, genes, problemas del sistema inmunitario o el medioambiente intervengan en la causa de estos tumores. En algunos casos, el papiloma de plexo coroideo puede estar relacionado con ciertos cambios genéticos (mutaciones) infrecuentes.

Síntomas del papiloma de plexo coroideo

Este tipo de tumor lleva en la mayoría de los casos a un aumento de la presión en el cerebro. Esto puede causar síntomas tales como:

  • Dolor de cabeza (común)

  • Náuseas y vómitos

  • Somnolencia

  • Problemas en los ojos (secundarios a déficits del nervio craneal)

  • Mareo y problemas de equilibrio

  • Dificultad para caminar

  • Convulsiones (infrecuente)

  • Psicosis (infrecuente)

Sus síntomas pueden ser distintos, según la ubicación del tumor de papiloma de plexo coroideo en su cerebro. Sus síntomas pueden comenzar lentamente y empeorar con el tiempo.

Diagnóstico del papiloma de plexo coroideo

El proceso comienza con una historia clínica (antecedentes de salud) y un examen físico. Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus síntomas y las afecciones que tuvo. También puede preguntarle sobre los antecedentes de salud de su familia. El examen físico puede incluir una parte neurológica. Durante un examen neurológico, su médico puede pedirle que haga movimientos como caminar, tocarse la nariz con un dedo o abrir sus manos. Es posible que observe sus ojos con una luz. Es posible que se realicen estudios, por ejemplo:

  • Tomografía computarizada. Es un examen que utiliza una serie de radiografías y una computadora para crear imágenes del interior del cuerpo. Es posible que este tipo de exploración se realice en su cerebro.

  • Resonancia magnética. Esta prueba usa grandes imanes y una computadora para crear imágenes del cuerpo. Es posible que se realicen exploraciones de imágenes por resonancia magnética de su cerebro para obtener más información. Podría usarse un medio de contraste (tinte) para ayudar a obtener una imagen con más detalles.

  • Biopsia. Se extraen trozos pequeños de tejido del tumor y se envían a un laboratorio para que los analicen con un microscopio.

Tratamiento del papiloma de plexo coroideo

Esta afección se trata principalmente con cirugía. La extracción total del tumor por medio de una operación quirúrgica generalmente la cura. Es infrecuente que estos tumores vuelvan a crecer. En la mayoría de los casos, las personas que tienen un papiloma de plexo coroideo obtienen un buen resultado después de la cirugía.

Si un tumor de este tipo se quita solo parcialmente, puede crecer nuevamente, pero probablemente no se extenderá. Si el papiloma de plexo coroideo es atípico, es un poco más probable que regrese después del tratamiento. Si el papiloma de plexo coroideo realmente regresa, es posible que usted necesite hacerse quimioterapia o radioterapia para tratarlo.

Tendrá que trabajar con su equipo de atención médica para decidir cuál es el mejor plan de tratamiento para usted. Además, necesitará un seguimiento permanente de parte de su médico. Incluirá realizarse pruebas periódicas de diagnóstico por imágenes para revisar si regresa el tumor.

¿Qué sucede si no recibe tratamiento?

La presencia de líquido en el cerebro (hidrocefalia) es una complicación común. Esto se debe a que el papiloma de plexo coroideo se presenta en los ventrículos del cerebro que están llenos de líquido cefalorraquídeo. Es posible que usted necesite que le coloquen un tubo para extraer el exceso de líquido cefalorraquídeo y bajar la presión en su cerebro. Después de quitar el tumor, probablemente se solucionará el problema.

En casos aislados, la cirugía puede causar problemas. Por ejemplo, existe una probabilidad muy baja de que se presente un problema con el nervio facial (cara). Esto podría causar parálisis de una parte de su cara. Este es un problema infrecuente.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell