Información de salud


Si su hijo tiene herpes labial

Primer plano de una boca en donde se ve una ampolla en el labio inferior.
Cold sores usually appear as blisters outside the mouth.

El herpes labial, también llamado herpes febril, es un problema común en los niños. Suele aparecer afuera de la boca. En general, el herpes labial comienza en forma de una o varias ampollas, que luego se cubren de costra. Pueden transmitirse por contacto directo. Por eso, si su hijo tiene herpes labial, es importante que le enseñe cómo evitar el contagio a otras personas.

¿Cuáles son las causas del herpes labial?

  • El herpes labial es causado por el virus del herpes simple (VHS). Hay dos tipos de VHS. El tipo de virus que suele afectar la boca se llama VHS-1. Es muy común en los niños.

  • El VHS permanece en el cuerpo de su hijo una vez que lo contrae. El herpes labial puede aparecer sin causa aparente o en respuesta a un desencadenante, como alguno de los siguientes:

    • una lesión en la boca;

    • fiebre o una enfermedad;

    • estrés;

    • exposición al sol;

    • falta de sueño;

    • fricción o restregado de la boca.

¿Cuáles son los síntomas del herpes labial?

Algunos síntomas son hormigueo, ardor o comezón en la zona afectada varios días antes de la aparición del herpes. Las lesiones en sí también pueden provocar ardor, escozor o comezón. Al principio, las lesiones del herpes labial suelen ser de color rojo y parecidas a las ampollas. Pero, posteriormente, se secan y se cubren de costras. El herpes labial puede tardar de 10 a 14 días en desaparecer.

¿Cómo se contagia el herpes labial?

El herpes labial se puede contagiar de las siguientes maneras:

  • por contacto directo con las lesiones, por ejemplo, al tocarlas o al besar a la persona con herpes labial;

  • por contacto con artículos contaminados por una persona infectada, como tazas, cepillos de dientes o toallas.

¿Cómo se diagnostica el herpes labial?

El herpes labial se diagnostica por el aspecto de la lesión. Para obtener más información, el proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos del niño. El proveedor de atención médica también examinará a su hijo. Le dirá si es necesario realizar alguna prueba. También se pueden realizar una biopsia cutánea o un cultivo viral, aunque no suele ser necesario. 

¿Cómo se trata el herpes labial?

  • El herpes labial suele desaparecer al cabo de 10 a 14 días sin necesidad de tratamiento.

  • Si su hijo tiene la sensación de que le está por salir herpes labial, puede aplicar una compresa fría o de hielo sobre la zona durante 20 minutos para prevenir la aparición del herpes.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica si hay algún medicamento con receta o de venta libre que ayude a su hijo a sentirse mejor en menos tiempo. Si su hijo tiene herpes labial recurrente, el proveedor puede recetarle un medicamento antiviral oral o tópico. Para que produzca efecto, este medicamento debe tomarse en cuanto aparezcan los síntomas.

  • En su casa, puede hacer lo siguiente para aliviar los síntomas de su hijo:

    • Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente.

    • Adminístrele medicamentos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén, para tratar el dolor y la fiebre. No le dé ibuprofeno a un bebé menor de seis meses o a un niño que esté deshidratado o que vomite constantemente. No le dé aspirina a un niño con fiebre. Eso pone al niño en riesgo de contraer una enfermedad grave llamada síndrome de Reye.

    • Los líquidos fríos, el hielo o las paletas de jugo congelado pueden aliviar el dolor en la boca. No le dé alimentos picantes o ácidos a su hijo.

  • Realice los siguientes tratamientos solo si su hijo es mayor de  cuatroaños:

    • Aplíquele un gel anestésico de venta libre sobre las lesiones para aliviar el dolor. El gel puede producir un poco de picazón al aplicarse.

    • Haga que su hijo se enjuague la boca con agua con sal o con bicarbonato de sodio en agua tibia y que luego la escupa. No debe tragar estas mezclas.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Resfriado que no desaparece en  14 días o menos

  • Herpes labial que reaparece con frecuencia

  • Herpes labial que aumenta de tamaño o aparece cerca de los ojos

  • Aumento del dolor en la boca

  • Dificultad para tragar

  • Signos de infección alrededor del herpes labial, como pus, secreción o hinchazón

  • Signos de deshidratación, como orina muy oscura o escasa, mucha sed, boca seca o mareos

  • Su hijo tiene fiebre (ver La fiebre y los niños, más abajo)

  • Su bebé está molesto o llora y usted no puede calmarlo.

  • Su hijo presenta una convulsión provocada por la fiebre

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay distintos tipos de termómetros digitales. Incluyen unos para la boca, el oído, la frente (temporal), el recto o la axila. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura oral hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Use el termómetro rectal con cuidado. Puede perforar el recto accidentalmente. Puede transmitir gérmenes de las heces. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo correctamente. Si no se siente cómodo con un termómetro rectal, use otro método. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué método usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes para su hijo.

Bebé menor de tres meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • Rectal o en la frente: 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • Axilar: 99 °F (37.2 °C) o más alta

Niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38.9 °C) o más alta

  • Axilar: 101 °F (38.3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o más

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de dos años

  • Fiebre que dura tres días en un niño de dos años o más

¿Cómo se previene la transmisión del herpes labial?

Para impedir que su hijo transmita el herpes labial a otras personas, siga los siguientes pasos:

  • Enséñele a su hijo a lavarse las manos a menudo con agua y jabón. El lavado de las manos es especialmente importante antes de comer o de tocar alimentos, después de ir al baño y después de tocarse las lesiones.

  • No permita que su hijo comparta tazas, utensilios, servilletas u objetos personales, como toallas y cepillos de dientes, con otras personas.

  • Procure que su hijo se abstenga de besar a otras personas cuando tenga herpes labial.

  • Haga lo posible para que su hijo no se meta las manos en la boca. Insista para que no se toque la cara con las manos.

  • Lave cualquier juguete o artículo que su hijo se coloque en la boca.

  • Aplíquele bálsamo labial con protección solar.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell