Información de salud


Qué son los pólipos del colon y el recto

Corte transversal del colon con un pólipo.

El colon (también llamado intestino grueso) es un tubo muscular que forma la última parte del sistema digestivo. Tiene la función de absorber agua y almacenar desechos sólidos. El colon mide entre 4 a 6 pies de longitud. El recto es la porción final del colon y tiene una longitud de 6 pulgadas. El colon y el recto tienen un revestimiento liso compuesto de millones de células. Los cambios en estas células pueden causar crecimientos en el colon que pueden transformarse en cancerosos, por lo que deben removerse. Existen muchas pruebas para detectar el cáncer de colon, pero la colonoscopía es la prueba más recomendada. Durante la colonoscopía, estos pólipos pueden removerse. La frecuencia con la que debe realizarse la prueba depende de muchos factores que incluyen su afección, sus antecedentes familiares, sus síntomas y los hallazgos en colonoscopías anteriores. 

Cuando cambia el revestimiento del colon

Los cambios que tienen lugar en las células que revisten el colon o el recto pueden causar crecimientos llamados pólipos. A lo largo de los años, los pólipos pueden volverse cancerosos. Remover los pólipos a tiempo puede prevenir el desarrollo del cáncer.

Pólipos

Los pólipos son masas de tejido con aspecto carnoso que se forman en el revestimiento del colon o el recto. Generalmente, los pólipos pequeños son benignos (no cancerosos). Sin embargo, con el tiempo, las células en un pólipo pueden cambiar y volverse cancerosas. Determinados tipos de pólipos conocidos como pólipos adenomatosos y pólipos dentados son precancerosos. El riesgo del cáncer aumenta con el tamaño del pólipo y determinadas características de las células y los genes. Esto significa que, si no se remueven, pueden volverse cancerosas. Los pólipos hiperplásicos son benignos. Pueden crecer bastante y no volverse cancerosos. 

Cáncer

Casi todos los tipos de cáncer colorrectales se desarrollan cuando las células de los pólipos comienzan a crecer de forma anormal. A medida que crece un tumor canceroso, puede comprometer cada vez más áreas del colon o el recto. Con el tiempo, el cáncer también puede desarrollarse más allá del colon o el recto y extenderse a órganos cercanos o a glándulas llamadas ganglios linfáticos. Las células también pueden diseminarse a otras partes del cuerpo. Este proceso se conoce como metástasis. Mientras más temprano se remueva el tumor, mejores serán las posibilidades de evitar que las células se diseminen.

Corte transversal del colon que muestra el cáncer.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell