Información de salud


Colocación de una inyección subcutánea (Sub-Q) (un solo medicamento)

Colocarse una inyección subcutánea (también conocida como inyección Sub-Q) significa insertar un medicamento en las áreas adiposas, justo debajo de la piel. La aguja utilizada para administrar la inyección Sub-Q es muy pequeña y no causa mucho dolor. Muchos medicamentos se administran de esta forma.

Su proveedor de atención médica ha recetado la cantidad y las veces que se debe administrar el medicamento.

El nombre del medicamento es: ______________________

Cantidad por inyección: ____________________________

Cantidad de veces por día: _________________________________

Paso 1. Preparación del área de trabajo

  • Lleve las mascotas a otro cuarto.

  • Lávese las manos con jabón líquido durante 1 a 2 minutos.

  • Limpie el área con agua y jabón. Séquela con una toalla de papel.

Paso 2. Recolección de los utensilios necesarios

Reúna los siguientes elementos:

  • Sus medicamentos. Tenga en cuenta que algunos frascos de medicamentos deben sacarse del refrigerador determinado tiempo antes de inyectarlos. Lea la etiqueta y siga las instrucciones.

  • Una jeringa estéril desechable (no reutilice las jeringas)

  • Paños o almohadillas con alcohol

  • Un recipiente especial para desechar las jeringas usadas (recipientes para objetos punzocortantes). Puede comprarlo en la farmacia o en una tienda de insumos médicos. También se puede utilizar una botella vacía de detergente, o cualquier otro envase a prueba de perforaciones con tapa.

Luego vuelva a lavarse las manos.

Paso 3. Elección del sitio de la inyección

  • Es probable considere que las siguientes zonas son los lugares más fáciles y seguros para inyectar los medicamentos:

    • Atrás de la parte superior de los brazos

    • Parte de arriba de los muslos

    • Abdomen, pero evitar el área del ombligo y la cintura

  • Si usted es muy delgado, no use el abdomen como sitio de la inyección, a menos que el proveedor de atención médica se lo indique.

  • No elija zonas que estén enrojecidas, inflamadas o amoratadas.

  • No se inyecte en el mismo sitio dos veces consecutivas. Elija un nuevo sitio que se encuentre al menos a 2 pulgadas del último sitio de inyección.

Paso 4. Preparación del medicamento

NOTA: Omita este paso si está usando una pluma desechable, que es una jeringa precargada con una determinada cantidad de medicamento. Una vez que inyecta el medicamento, la pluma se desecha.

  • Verifique el medicamento del frasco. Controle que no haya cambios de color, turbiedad o algo que flote en el contenido.

    • No se administre el medicamento si considera que tiene un aspecto diferente.

    • Si se administra insulina, pregúntele a su proveedor de atención médica o farmacéutico qué aspecto debería tener el contenido del frasco. Algunos tipos de insulina son turbios por naturaleza.

    • Llame a su proveedor o farmacéutico si no está seguro de si el medicamento puede usarse sin peligro.

  • Retire la tapa del frasco. Limpie el tapón de goma del frasco con un paño con alcohol.

  • Retire la jeringa del envase. No use una jeringa de un empaque que ya esté abierto o un empaque que tenga agujeros.

  • Retire la tapa de la jeringa. Jale del émbolo, aspirando aire dentro de la jeringa. La cantidad de aire debería ser la misma que la cantidad de medicamento que le indicó su proveedor de atención médica.

  • Para insertar la aguja, atraviese el tapón de goma del frasco. Una vez que la aguja haya atravesado el tapón, empuje el émbolo en la jeringa para que el aire entre en el frasco.

  • Mantenga la aguja en el tapón y voltee el frasco boca abajo.

  • Mantenga la punta de la aguja en el líquido y jale el émbolo de la jeringa para introducir el medicamento en la jeringa.

  • Llene la jeringa con la dosis indicada.

    • Si la llena de más, vuelva a empujar el émbolo para volver a colocar algo de medicamento en el frasco.

    • Si le faltó medicamento, siga jalando el émbolo.

  • Revise si la jeringa contiene burbujas de aire.

    • Si ve burbujas de aire en la jeringa, con la aguja todavía colocada en el tapón, golpee suavemente la jeringa. Las burbujas de aire subirán hacia la parte superior de la jeringa.

    • Empuje el émbolo suavemente y el aire regresará al frasco.

  • Asegúrese de que la jeringa contenga la cantidad indicada del medicamento. Saque la aguja del frasco.

Paso 5. Colocación de la inyección

  • Limpie el lugar de la inyección con una almohadilla con alcohol. Asegúrese de que el área limpia tenga aproximadamente 2 pulgadas de diámetro.

  • Mientras se seca el sitio de la inyección, vuelva a verificar que tenga la cantidad correcta de medicamento en la jeringa.

  • Coloque el pulgar y el dedo índice a cada lado del lugar limpio en donde se colocará la inyección. Pellizque la piel tomando aproximadamente 2 pulgadas entre los dedos.

  • Sostenga la jeringa como si fuera un lápiz. Introduzca la aguja en la piel de la zona que está pellizcando. Deberá hacerlo con un movimiento rápido para que duela menos. Nota: El mejor ángulo para insertar la aguja dependerá de su tipo de cuerpo, la longitud de la aguja y el sitio de la inyección. Su proveedor de atención médica le ayudará a determinar qué ángulo es mejor para usted.

  • Asegúrese de insertar la aguja con el bisel hacia arriba y de insertarla completamente. Esto lo ayudará a inyectar el medicamento de forma correcta.

  • Suelte la piel sin retirar la aguja.

  • Jale del émbolo para verificar si hay sangre, si su proveedor de atención médica así se lo indicó.

    • Si ve sangre en la jeringa, no inyecte. Esto significa que la aguja entró en un vaso sanguíneo. Retire la aguja, seleccione un nuevo sitio de inyección y repita los pasos anteriores para preparar el área.

    • Si no ve sangre en la jeringa, continúe con la inyección. Para inyectar el medicamento, empuje el émbolo completamente.

  • Si está inyectando insulina, no jale del émbolo para verificar si hay sangre. Empuje despacio el émbolo en su totalidad para inyectar toda la dosis de insulina.

Paso 6. Extracción de la aguja

  • Retire la aguja de la piel y presione el sitio de la inyección durante algunos segundos con una gasa o trozo de algodón. No frote el sitio de la inyección.

  • Si ve sangre o un líquido claro, presione el sitio de la inyección con la gasa o trozo de algodón durante 5 a 8 minutos. No frote mientras presiona. Aplique un apósito, si así lo desea.

  • No vuelva a tapar la aguja.

Paso 7. Después de la inyección

  • Ponga la aguja y la jeringa en el recipientes para objetos punzocortantes. Nunca vuelva a utilizar la jeringa. Asegúrese de que la aguja apunte hacia abajo. Nunca coloque los dedos en el recipiente. Cuando esté lleno, llévelo a su centro médico para que lo desechen de la manera apropiada.

  • Anote el sitio, la hora y la fecha de cada inyección.

Visitas de control

Asista a los controles con su proveedor de atención médica o haga lo que este le haya indicado.

Cuándo llamar a mi proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si le ocurre algo de lo siguiente:

  • No puede colocarse la inyección.

  • El sitio de la inyección sangra durante más de 10 minutos.

  • Inyectó el medicamento en una zona equivocada.

  • Inyectó demasiado medicamento.

  • Tiene un sarpullido en el sitio de inyección.

  • Tiene enrojecimiento, calor, inflamación o secreción del sitio de la inyección.

  • Tiene fiebre de 100.4 ° F ( 38.0 °C),  o más, o según las indicaciones de su proveedor.

  • Tiene signos de una reacción alérgica. Estos incluyen dificultad para respirar, urticaria o sarpullido.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell