Información de salud


Prevención del cáncer de piel

Mujer aplicándose loción en la piel.
Use sunscreen of SPF 30 or greater. Apply liberally.

Relajarse al sol puede sentirse bien. Pero no es bueno para la piel. De hecho, los rayos de sol dañinos son la principal causa de cáncer de piel. Se trata de una enfermedad grave que puede ser potencialmente mortal. Las personas de todas las edades, razas y antecedentes corren riesgo de contraerla.

El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer en EE. UU. Pero, en la mayoría de los casos, puede prevenirse.

El papel que usted desempeña en la prevención

Puede actuar hoy mismo para ayudar a prevenir el cáncer de piel. Comience por evitar los rayos ultravioleta (UV) del sol. Y no use camas o lámparas solares. Estas no son más seguras que el sol. Si sigue estos pasos, puede ayudar a prevenir el cáncer de piel. También puede ayudar a prevenir las arrugas y otros efectos del envejecimiento causados por el sol. Asegúrese de que los niños también sigan estas medidas de seguridad. Ahora es el momento de comenzar a tomar las medidas para prevenir el cáncer de piel.

Cuando esté al aire libre

Protéjase la piel cuando salga durante el día. Tome medidas de seguridad cuando salga a comer, a pasear en auto o a pie, o cuando haga cualquier actividad al aire libre. No hay una sola forma fácil de protegerse la piel. Es mejor seguir todos estos pasos:

  • Use ropa de tejido cerrado que le cubra la piel. Colóquese un sombrero de ala ancha para protegerse el rostro, las orejas y el cuero cabelludo.

  • Mire la hora. Intente mantenerse alejado del sol entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, que es cuando los rayos son más intensos.

  • Diríjase a la sombra o cree una sombra usted mismo. Use un paraguas cuando esté sentado o paseando.

  • Debe saber que los rayos de sol pueden reflejarse en la arena, el agua y la nieve. Esto puede dañarle la piel. Tenga cuidado adicional cuando esté cerca de superficies reflectantes.

  • Tenga en cuenta que, aunque el clima esté brumoso o nublado, la piel puede estar expuesta a rayos UV intensos.

  • Protéjase la piel con un protector solar. Además, coloque protector solar en la piel de su hijo. Mantenga a los bebés menores de 6 meses fuera del sol.

Consejos para usar el protector solar

Para ayudar a prevenir el cáncer de piel, elija el protector solar adecuado y úselo correctamente. Intente lo siguiente:

  • Elija un protector solar con un factor de protección solar (SPF) de al menos 30. Además, elija uno que en la etiqueta indique “de amplio espectro”. Esto protegerá la piel de los rayos UVA y UVB (ultravioletas A y B).

  • Si una marca le irrita la piel, pruebe otra, como una sin fragancia.

  • Si suda o nada, use un protector solar resistente al agua.

  • Use al menos una onza de protector solar para cubrir las áreas expuestas. Esto es suficiente para llenar un vaso de chupito. Es posible que deba adaptar la cantidad según el tamaño de su cuerpo.

  • Coloque protector solar en la piel seca aproximadamente 15 minutos antes de salir al aire libre. Esto le da tiempo para absorberse.

  • Vuelva a aplicar protector solar cada 2 horas. Si está activo, hágalo con más frecuencia.

  • Cubra la piel expuesta al sol, desde el rostro hasta los pies. No se olvide del cuero cabelludo, las orejas y los labios.

  • Debe saber que, aunque el protector solar ayuda a protegerse, no es suficiente. Los protectores solares extienden el tiempo que puede pasar al aire libre antes de que la piel empiece a ponerse colorada. Pero no ofrecen protección total. Usar un protector solar no significa que pueda estar al sol por un tiempo ilimitado. Las células de la piel aún se están dañando. También debería usar ropa protectora. Además, intente estar alejado del sol tanto como pueda, especialmente de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell