Información de salud


Cómo atravesar un duelo

Sentirse mejor no es algo que vaya a ocurrir de la noche a la mañana. Al principio, tal vez lo único que pueda hacer es tratar de llegar al final del día. Pero no pierda la esperanza. Sepa que con el tiempo se sentirá mejor, siempre y cuando se deje llevar por el dolor. Usted tiene que sentir el dolor para poder superarlo. Duele mucho, pero es parte del proceso normal para sanar la herida.

La reacción inicial

La reacción inicial suele ser la más intensa. Es probable que llore mucho. O es posible que se sienta anestesiado o conmocionado. Todas las personas atraviesan el duelo de diferentes maneras, pero existen algunos síntomas comunes:

  • Cambios intensos de humor

  • Ansiedad y soledad debidas a que usted no está con un ser querido, y usted quiere que esa persona vuelva.

  • Dormir demasiado o no dormir lo suficiente

  • Comer demasiado o no comer lo suficiente

  • Dificultad para pensar con claridad

  • Deseo de estar solo todo el tiempo

Para la mayoría de las personas, estos síntomas disminuyen en el término de 6 a 12 meses. Hable con su proveedor de atención médica si sus síntomas duran más de 12 meses. 

Dese un respiro

Intente no esperar demasiado de sí mismo al principio. Es probable que durante algún tiempo le resulte difícil trabajar, ocuparse de las responsabilidades familiares o concentrarse en sus proyectos. Dese a si mismo más tiempo que de costumbre para hacer las tareas cotidianas, ya que tal vez esté distraído. No tema pedir ayuda. Tómeselo con calma. Trate de hacer actividades que le gusten. Vaya a dar una vuelta por el campo. Lea. Quizás sienta que nada le produce alegría. Pero recuerde que el tiempo realmente ayuda mucho.

Conozca su proceso de duelo

Deje que su dolor y sus sentimientos broten y sigan su curso sin combatirlos. Es un proceso lleno de altibajos. Es posible que un día se sienta mucho mejor. Al día siguiente posiblemente comience a llorar otra vez. Trate de no pensar: “Ya lo debería haber superado”. En un duelo no existen los “debería”. Permítase llorar su pérdida todo el tiempo que necesite. Recuerde los buenos momentos que tuvo con su ser querido. Si ya atravesó por esto alguna otra vez en su vida, quizás le resulte útil pensar en cómo lo vivió aquella vez. De esa manera, el dolor actual no parecerá tan intimidante y agobiante. Si está preocupado acerca de su proceso de duelo, hable con su proveedor de atención médica.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell