Información de salud


Tratamiento de las úlceras por presión: Cirugía

Una úlcera por presión de gran tamaño representa una amenaza para su salud. Sin intervención quirúrgica, estas heridas pueden tardar mucho tiempo en sanar. Esto puede elevar el riesgo de sufrir complicaciones graves. Revise con un proveedor de atención médica los objetivos de su atención si cree que la lesión necesita cirugía. Asegúrese de recibir una nutrición adecuada.

Colgajo quirúrgico e injerto de piel

El objetivo es cerrar la úlcera y proteger la protuberancia ósea. Usualmente, se usa tejido sano de otra parte del cuerpo. El colgajo de músculo es una de las mejores maneras de reparar la lesión, ya que el colgajo mantiene su propio suministro de sangre. Esto permite una recuperación más rápida. Un injerto de piel también puede cerrar la herida. Puede usarse piel viva o artificial.

Después de la cirugía

Después de una cirugía se deben tener ciertas precauciones:

  • Evite la presión sobre la zona afectada.

  • Mantenga limpias las suturas.

  • Asegúrese de que los drenajes de la herida estén siempre abiertos.

  • Observe si hay señales de infección o hematomas.

  • Observe si hay señales de problemas de cicatrización, como cambios en el color de la herida o drenaje anormal.

Tomar estas precauciones ha demostrado ser el mejor indicador de curación de la herida.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell