Información de salud


Cuidado del pene no circuncidado

Cuando no se hace una circuncisión, el pene todavía conserva el prepucio adherido. El cuidado del pene de su hijo recién nacido es bastante fácil. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Cuando lo bañe, lave el pene. Luego séquelo bien.

  • Nunca jale hacia atrás (retraiga) a la fuerza el prepucio cuando bañe a su bebé o hijo pequeño, ya que hacerlo puede causarle dolor y cicatrices. El prepucio probablemente podrá retraerse alrededor de los 3 años, pero cada niño es distinto. Jale delicadamente hacia atrás el prepucio de su hijo cada vez que le cambie el pañal. Esto ayudará a que el prepucio se retraiga. 

  • Cuando el prepucio se pueda retraer, súbalo delicadamente y lave la zona. Seque bien el pene.

  • Devuelva el prepucio a su posición natural bajándolo para cubrir de nuevo el pene. Esto es importante porque si la piel se deja retraída, podría presionar el pene. Esto puede causar dolor e hinchazón y puede llegar a necesitar atención médica.

  • Una vez que el niño crezca lo suficiente, enséñele a retraerse el prepucio para limpiarse el pene. Dígale que devuelva el prepucio a su posición natural después de secar el pene.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas en el pene:

  • Prepucio trabado en su posición retraída. Esto se debe tratar de inmediato.

  • Enrojecimiento

  • Hinchazón

  • Olor desagradable

  • Dolor

  • Supuración o acumulación anormal

  • Chorro de orina anormal, por ejemplo, que se desvía hacia un lado o que gotea 

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell